conmesura

De Maradona pasando por Plata hasta llegar a …………

110

Mario Vargas Llosa quien fuera el Premio Nobel de Literatura 2010, escritor Peruano de 74  años, primer escritor Latinoamericano en ganarlo después de Octavio Paz en 1990. El Premio consta de cerca de  1.5

Millones de dólares, y se le entregó el 10 de diciembre de 2010 en Estocolmo-Suecia, el día del aniversario de la muerte de Alfred Nobel.

1104

Cada vez que hablamos de premios y logros futbolísticos me acuerdo de él, sucede que en el

Año 1982, en pleno mundial España escribió: MARADONA Y LOS HEROES.

Gran escritor ahora más que reconocido por “la prosa”. En este documento menciona al mismo

Diego Armando, Pele, Cruyff, Di Stéfano y Puskas.  Aludiendo de estos futbolistas lo RESPLANDECIENTE, de seres mortales ENTRE LOS MONSTRUOS, de que ESA CARA NO SE OLVIDA, de ser incompatible con su físico y ser PEQUEÑO MUY FUERTE, finalmente se cuestiona a sí mismo ¿ OTRO PELE ? (Él es admirador confeso de Maradona). El punto es, Yo tengo mi propia versión Chapina, pues salvando las distancias tenemos nuestros propios héroes: Manuel “Escopeta” Recinos, Manuel Felipe Carrera, José Emilio Mitrovich, Julio Cesar “El Morocho” Anderson, Juan Manuel “Memín” Funes, Gonzalo Antonio “Chalo” Romero Paz, Juan Carlos “PIN” Plata o Carlos Humberto “El Pescado” Ruiz, Guillermo “El Pando” Ramírez o Marco Pablo Pappa Ponce, todos en su momento “referentes de nuestro futbol”. (De esta lista pueden incluir o excluir a quien quieran). Hoy son otros los que intentan ingresar a esa categoría selecta, Kamiani Félix, Danilo Guerra y Nicholas Hagen.

1102

Vargas Llosa dice;  LOS IDOLOS: Los pueblos necesitan héroes contemporáneos, seres a quienes endiosar. No hay país que escape a esta regla. Culta o inculta, rica o pobre, capitalista o socialista, toda la sociedad siente esa urgencia irracional de entronizar ídolos de carne y hueso ante los cuales quemar incienso. Políticos, militares, estrellas de cine, deportistas, cocineros, “play-boys”, grandes santos o feroces bandidos, han sido elevados a los altares de la popularidad y convertidos por el culto colectivo en eso que los franceses llaman con buena imagen; los monstruos sagrados. Pues bien, los futbolistas son las personas más inofensivas a quienes se puede conferir esta función idolátrica.

1101

Vargas Llosa dice; EL CULTO: Ellos son, claro está, infinitamente más inocuos que los políticos o los guerreros, en cuyas manos la idolatría de las masas se puede convertir en un instrumento temible, y el culto del futbolista no tiene las mismas frívolas que enrarecen siempre la identificación de la artísta de cine o de la musaraña de sociedad. El culto al “as” del balompié dura lo que su talento futbolístico, se desvanece con éste. Es efímero, pues las estrellas de futbol se queman pronto en el juego verde de los estadios y los cultores de esta religión son implacables: en las tribunas nada está más cerca de la ovación que los silbidos.

1103

Vargas Llosa dice; UN ARTISTA: Es también el menos enajenante de los cultos, porque admirar

a un futbolista es admirar algo muy parecido a la poesía pira o una pintura abstracta.

Es admirar la forma por la forma, sin ningún contenido racionalmente identificable. Las virtudes futbolísticas (la destreza, la agilidad, la velocidad, el virtuosismo, la potencia) difícilmente pueden ser asociadas, a conductas inhumanas. Por eso si tiene que haber héroes, ¡que viva Maradona!.

1106

TRANKY, TRANKY.  Saludos a todos y reflexionen estén o no de acuerdo con EL PREMIO

NOBEL 2010.

Leave a Reply