Noticias

Higinio Quintana el rojo ícono que muy pocos conocen

Hi

Nacido en Canilla en el Departamento del Quiche un 10 de enero de 1940. El Señor de las muletas que los Rojos lo conocemos por su perseverancia y constancia. Se ganó el afecto y reconocimiento de la afición de MUNICIPAL y hoy por hoy es un ícono de fidelidad a los colores rojo y azul.

Con este personaje podríamos hablar muchas horas y días enteros, pero hoy contaremos brevemente su vida y ese romance leal, honesto e incondicional para con su Club. Padre de 4 hijos y únicamente unido con su esposa.  Al salir de su tierra natal vino a la gran Ciudad para tener su primer trabajo como ayudante de albañil. Con una precisión y seguridad en la memoria nos cuenta su segundo, tercero y cuarto trabajo los cuales fueron como panadero en La Industrial de la 10 calle y 6 avenida Zona 7 Colonia Quinta Samayoa y la Panadería Rosario de la 8a calle entre 4a y 5a avenidas de la misma zona; a unas cuadras del Estadio Manuel Felipe Carrera. También nos compartió que fue repartidor en una lechería.

En 1961 a los 21 años ya tenía por deporte predilecto al fútbol y como equipo en su corazón a MUNICIPAL.  Recuerda con lujo de detalles al Estadio Autonomía cuando fue quemado y la inauguración del Estadio Olímpico Mateo Flores con los cohetes y bombas que asustaron a los presentes, ese día ensucio sus zapatos pues la afición al salir corriendo voto unos toneles de aceite quemado.

Hi2

Sus ojos vieron mucho fútbol, en su retina y memoria están: Carlos Camacho, Tony Erwing,  Carlos “Chino” Monterroso, “Mincho” Monterroso, Lijón León de León, la Guazapa Benítez, Pericullo, la “Rata” Cobián, Toniño, Wagner, el Peruano Vargas, Sergio Guevara y Selvyn Ponciano.  Fue a recibir con mucho entusiasmo y júbilo a la Sele que ganó el NORCECA. Admirador de Nixon García, Ignacio “Nacho” Gonzales, el “Colocho” Bolaños. Imposible olvidarse de Salamanca al que todos lo conocían por “Tribilin” por su calzado (Era número 45).  Nos contó de las jugadas del “Venado” Herrera, el “Mameyón” De La Roca y el “Morocho” Anderson.

Se define como un aficionado de COLOR DEFINIDO, Color Rojo como su sangre. Entre sus miles de anécdotas nos cuenta que su compañera de vida solamente una vez fue al estadio, ya no volvió nunca más pues la moda eran los “naranjazos” y tirar “zopilotes muertos”. Ya no pudo más cuando le voló una bolsa con agua ya usada por el cuerpo humano, para no decir orines. Reconoce haber llorado de la cólera, de ver que mucha belleza del fútbol se ha perdido, que ya no ve buen trato en el balón.

Esa devoción por el fútbol lo heredo a su hija Marta Johana Quintana Vásquez que juega para el equipo de la Universidad, nos aclaró que ella es Roja igual que él.  Se define como un Rojo Rebelde y no pudo ocultar su felicidad cuando le comentamos del proyecto de recibir una membresía vitalicia, lo de los zapatos que el goleador Kamiani le regalará, la camisola oficial y la oportunidad de poder ver algunos entrenos en el MFC ya que él vive relativamente muy cerca.

Hi3

De sus 4 hijos 3 viven en Ciudad de Guatemala; Fidel Alejandro, Marta Johana y Julia Catalina. Su hijo mayor vive en Canilla, se llama Pedro Sosa y aunque no tiene sus mismos apellidos él lo reconoce como hijo propio pues en ese entonces no pudo reconocerlo ante la Municipalidad. Pedro atiende el “Motor donde se hace la masa para las tortillas”. Don Higinio tiene 2 hermanos: Amparo Méndez Quintana y Elsa Méndez Quintana.

Este Rojo referente de la grada nos compartió lo de su grave accidente que lo dejo en muletas.  Recuerda que fue en la 3ª calle y 5ª avenida Zona 9, por demoler una taza o inodoro se fracturo la rodilla, los tobillos y tiene 4 discos de la columna desviados. Actualmente tiene osteoporosis. Prefiere ir al Centro de Salud y no al Hospital Roosevelt, tiene buenos recuerdos del Presidente Ubico porque este logro construir carreteras con los vecinos de cada localidad a pura piocha. El padre de don Higinio trabajo en la construcción de las carreteras de Zacapulas, Cunen y Uspantán.

Afirma que seguirá asistiendo a ver al Rojo, que no dejara de ir pase lo que pase, así llueva, truene o relampaguee.  Todo esto lo conversamos comiéndonos un tamalito de chipilín en una tienda en las cercanías del Estadio El Trébol.

Para quienes quieran brindarle alguna ayuda o colaboración a don Higinio Quintana él tiene una cuenta en BANRURAL con el número: 4134035441

Leave a Reply